Ya no los soporto más, Mis Padres no me dejan vivir mi vida…

Se acabó el Amor en tu matrimonio
27 febrero 2011
Mi Esposo (a) es muy mandón(a)
6 marzo 2011

Ya no los soporto más, Mis Padres no me dejan vivir mi vida…

Someterse a la autoridad de los padres es algo que a muchos hijos desde niños les cuesta, y se agrava cuando comienzan a crecer debido a los cambios hormonales, físicos, psicológicos etc. y es en este punto donde se manifiesta la rebeldía, es la etapa donde se toman muchas decisiones que determinan el resto de sus vidas, muchos tendrán un futuro lleno de bendiciones pero muchos caerán en las garras de los malos ejemplos.

Es en esta etapa donde se afirman o no los pies sobre la tierra y escogen caminar o no  caminar de la mano de Dios, comienzan a ver cosas en sus padres que cuando niños no las habían visto y donde muchos escogen irse de sus casas a enfrentar una vida por si mismos

Porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?  Hebreos 12:7

Y la razón por la cual muchos hijos se comportan de esta manera es a causa de que no reciben lo que quieren de sus padres, no les dan la libertad de hacer lo que quieren hacer, según muchos dicen: no me dejan vivir mi vida, otros afirman: son unos anticuados, y así cada cual tiene sus argumentos.

Pero el que tus padres te corrijan, te exhorten y te disciplinen quiere decir que te aman, nunca en la vida ha existido un padre que ame a su hijo el cual le deje hacer lo que quiere y la razón es porque si nuestros padres nos dejaran hacer todo lo que se nos da la gana tendríamos que atravesar consecuencias duras en la vida; ellos sin embargo han recorrido un camino que nosotros como hijos no hemos caminado, de manera que tienen cierto conocimiento de cosas que estamos viviendo en este momento.

Estan tan encerrado en si mismos que a causa de ello no pueden ver lo bueno que han sido tus padres! ¿No será que el egoísmo de que se ocupen de ti y de querer que las cosas se hagan a tu manera te ha llevado a no soportarlos más? Siempre que veo a adolescentes que son irrespetuosos, groseros, altaneros con sus padres les digo: Ámalos, valóralos y quiérelos ahora que están con vida y a tu lado porque dentro de un par de años ya no estarán contigo y te aseguro que los extrañaras pero, si aprendes a sujetarte como hijo a las reglas establecidas un día podrás decir como muchos hemos dicho: gracias papa y mama por todo lo que me inculcaron aunque al presente suele ser algo inaceptable y difícil, a la larga te darás cuenta que los del error no eran tus padres sino tu.

Dios mismo en un momento le dijo a uno de sus profetas: saca lo bueno de lo malo; a medida que vayas creciendo como hombre o mujer entenderás que todos tenemos fortalezas y debilidades y a causa de ello no podemos enfocarnos en lo malo que son los demás, sino mas bien en sus virtudes, ya que de la misma manera que trates a tus padres un día tus hijos te trataran a ti. Hoy sea el día de volver a los brazos de tus padres y reconocer su paternidad sobre ti. Hoy es día en el que debes renunciar a todo sentimiento en contra de ellos y perdonarles si algo hicieron contra ti y pedirles perdón por todo el dolor que les has causado, marcando de esta manera un antes y un después.

Fuente: http://www.alientodiario.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.