“Pandemia por COVID-19 obligó al cierre indefinido de más de dos mil empresas en el Magdalena”: CámComercio

Nace Coalición latinoamericana para empoderar a las mujeres, en medio de crisis por Covid-19
1 mayo 2020
Electricaribe inició diplomado dirigido a los administradores de Propiedad Horizontal
4 mayo 2020

“Pandemia por COVID-19 obligó al cierre indefinido de más de dos mil empresas en el Magdalena”: CámComercio

El panorama para las empresas del Magdalena se agudiza cada vez más a consecuencia del impacto negativo que está teniendo en la economía local, la crisis originada por la propagación del COVID-19.

Así lo deja en evidencia el monitoreo de impacto económico liderado por la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena, en su Boletín N° 3 donde se indica que 2.211 empresas del Departamento han tenido que cerrar de manera indefinida, ocasionando con ello la pérdida de al menos 3.403 empleos, lo que representa el 7% del empleo formal del Departamento.

En el estudio sobre los efectos económicos de la pandemia en la actividad empresarial del Magdalena, en el que se realizaron 1.185 encuestas con participación en la muestra de un 97.13% de microempresas y 2.32% de pequeñas empresas; se observa que de los sectores más afectados se encuentran el turismo con 595 empresas cerradas y 884 empleos perdidos, el comercio con 560 cierres y 774 pérdidas de empleos y la industria manufacturera con 132 cierres y 222 pérdidas de empleos.

De acuerdo con las restricciones económicas de las actividades comerciales definidas a partir de los decretos nacionales para la mitigación del COVID-19, el 41.8% de las empresas se categorizan como las más vulnerables. De esta población el 43% pertenecen al sector de alojamiento y restaurantes, seguido por actividades artísticas y entrenamiento con un 12%, comercio y reparación de vehículos con 8%. Asimismo, un 7% para el comercio al por menor de bienes no básicos, 4% para el comercio al por mayor de bienes no básicos y 4% transporte y almacenamiento.

Todas estas cifras negativas de la estructura empresarial del Magdalena se traducirían de en un impacto crítico al Producto Interno Bruto del Departamento puesto que el 52.5% de los ingresos y el 39,5% de los activos, los concentran las empresas caracterizadas hoy como los sectores más vulnerables en el marco de esta coyuntura.

Para el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena, doctor Alfonso Lastra Fuscaldo, este estudio refleja las dificultades por las que está atravesando el tejido empresarial del Magdalena, que en su 99% está constituido por microempresas.  

“El panorama que vemos da cuenta de los múltiples impactos del COVID-19 en el sector productivo, por eso desde la entidad proponemos una serie de acciones que pueden ayudar a mitigar esos efectos. Consideramos que es necesario una mayor coordinación entre la política fiscal y la política monetaria, así como una supervisión y regulación bancaria por parte de los entes de control para garantizar que los recursos sean girados a las empresas y a los sectores que lo requieren con urgencia. El compromiso de los bancos con el sector real, debe ser total, de ahí dependerá en buena parte la sostenibilidad de las empresas a futuro. Es importante también establecer medidas monetarias y financieras de parte del Gobierno Nacional y la Banca Central, materializando urgentemente las líneas de crédito especiales y directas a las MIPYMES, para que sea efectivo el desembolso en favor de las empresas, la ampliación de los plazos para el reembolso de los créditos, baja tasa de interés, extensión de hipotecas y simplificación de los trámites”; agregó el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena.

De igual forma, la entidad hace un llamado al Concejo Distrital para que en las sesiones extraordinarias que se adelantan, sea revisado y de ser necesario, se modifique el estatuto tributario con el propósito de establecer beneficios y reducciones temporales a las empresas. Se propone también la eliminación de los trámites innecesarios, la revisión y flexibilidad en procesos de vigilancia y control para atenuar la carga sobre las empresas en estos duros momentos.

Asimismo se recomienda la apertura gradual de los sectores económicos y en especial en los municipios donde aún no hay presencia de contagiados por el COVID-19, bajo un cumplimiento estricto de los protocolos de bioseguridad y evitando al máximo las aglomeraciones a través de la operación por turnos.  En tal sentido, la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena se ofrece a coordinar acciones entre la Gobernación, empresarios y municipios, para facilitar el ingreso de los empresarios a la normalidad.

Compártelo...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *