Sandra Salcedo “Xamie” la samaria que conquista los océanos

Jornada de mejoras técnicas en el circuito Aracataca 2
17 febrero 2020
Productos orgánicos “Made in Colombia” son exportados desde el Puerto de Santa Marta a México y República Dominicana
23 febrero 2020

Sandra Salcedo “Xamie” la samaria que conquista los océanos

Por: Paola Ramírez Caballero

Sandra Paola Salcedo Lacouture, nació cuando se desarrollaba un partido del Unión Magdalena en Santa Marta, el 28 de mayo de 1989. Ella Hace parte de la quinta generación de artistas de la familia del reconocido músico William Salcedo, con quien compartió desde la niñez el sueño de cantar al son de las melodías arregladas por su padre. 

Sus estudios de secundaria los realizó en el Instituto La Milagrosa y su formación profesional en Ingeniería de Sonido en la Universidad San Buenaventura en Bogotá, carrera a la que renunció para lanzarse a su aventura musical en Misi Producciones. Fueron cuatro años haciendo parte de los elencos musicales que alternaba con presentaciones en bares reconocidos en la Capital de Colombia.

“Uno siempre tiene hambre de más”, comenta ‘Xamie’ al referirse sobre su viaje a Miami, donde grabó un primer sencillo como solista y se relacionó con músicos importantes como Carlos Palmet, baterista y percusionista de Pitbull, quien la ayudó a materializar el deseo de consolidarse como artista en Estados Unidos, un país donde son valoradas las personas que se dedican al arte en todas sus expresiones.  

Miami, le abrió las puertas para iniciar una nueva travesía en el espectáculo de abordo. Esta idea no la convenció del todo, en especial, porque le tocaba estar fuera del hogar por mucho tiempo. Después de tres años, esta propuesta continuaba presente en su vida, hasta que decidió embarcarse en un crucero de la línea Norwegian Bliss a cantar por primera vez Country con una banda integrada por colombianos.

El camino para llegar al espectáculo de abordo no fue fácil, tuvo que trasladarse a Orlando –Florida a integrarse a una banda conformada por colombianos para preparar las audiciones que le permitirían subir a un crucero. Las pruebas no fueron fáciles para ‘Xamie’, inicialmente no encontró un punto de engranaje con sus nuevos compañeros, tenían estilos diferentes al acostumbrado por ella, pero sorteando cada obstáculo y teniendo presente lo que deseaba para su vida, lo superó.

Luego de ser acepta la banda musical para subir al crucero, comenzó el proceso de trámites legales. Se trasladó a Bogotá a diligenciar los documentos requeridos, exámenes médicos y preparar un repertorio de más de quinientas canciones en Country.

Un nuevo reto abordo

El 28 de julio de 2019 abordo del Crucero Norwegian Bliss, uno de los barcos más grandes del mundo, empezó este nuevo reto en la vida musical de ‘Xamie’ que partió del puerto Seattle cargada de sueños a recorrer la Costa Pacífica, San Francisco, Vancouver, Canadá, Los Ángeles, Puerto Vallarta, México, Panamá, Santa Marta, Cartagena, Curacao, San Martín, Bahamas, Hondura, Belice, Jamaica, Puerto Rico, Nueva York, Alaska, entre otros destinos.

Entre sus experiencias por el océano, destaca el trabajo de la tripulación conformada por 1.500 personas, que mantienen en funcionamiento las 24 horas la motonave.

Como miembro de la tripulación ‘Xamie’ fue entrenada durante un mes en talleres teóricos –prácticos sobre las partes del barco, ubicaciones de zonas de evacuación, simulacros sobre el uso y manejo de los botes salvavidas; primeros auxilios, códigos de contingencia, de convivencia y ética; comunicación asertiva e interna, entre otras temáticas indispensables para permanecer en el crucero Norwegian Bliss con capacidad para 4.500 pasajeros, que en caso de presentarse una emergencia debían ser los primeros en evacuar.

‘Xamie’, describe su experiencia en un crucero como: ‘vivir en una pequeña gran ciudad’, donde se da un crecimiento personal al estar lejos de la familia y tienen todo lo que se necesita a la mano. La tripulación les brinda a los pasajeros un itinerario de actividades mientras el buque navega hasta atracar en un puerto, donde tocar tierra produce emociones que invitan al turista a descubrir lo nuevo que tiene un destino.

Una noche antes de que atracara el crucero, ‘Xamie’ preparaba las maletas, realizaba las reservas, investigaba sobre las actividades que ofrecía el lugar y conversaba con los compañeros para encontrarse en el mismo punto de siempre, el cajero automático.

Para bajar de la motonave la tripulación cumplía los protocolos, esperar la colocación de una bandera de color azul con un cuadro blanco, icono que significaba que el tráfico de pasajeros había culminado y el personal podía bajar. En ocasiones la tripulación solo tenía el tiempo para almorzar y regresar al barco a esperar a los turistas.

Cada noche traía consigo nuevas emociones con increíbles eventos temáticos abordo, ‘Xamie’ deleitaba a partir de las 7:00 de la noche con su melodiosa voz a los pasajeros en el restaurante “Q” Texas Smokehouse, donde cantaba los cumpleaños y entregaba un amplio repertorio de cuatro horas de música country. 

A las 10:00 de la noche, luego de terminar el espectáculo, ‘Xamie’, socializaba con los pasajeros y en otras ocasiones asistía a fiestas temáticas hasta las 2:00 de la mañana, hora en la que se declaraba el ‘toque de queda’. Así como habían días de euforia, existían otros donde la melancolía se apoderaba de ella, lo cual no era excusa para continuar el show, se pintaba una sonrisa en su rostro y endurecía su corazón para llevar un mensaje de felicidad en cada melodía entonada. 

Los niños abordo del crucero, donde la mayor parte de pasajeros eran adultos y ancianos, alegraban la vida de ‘Xamie’, llenándola de fuerza para continuar con la travesía musical, que repetiría una y otra vez. 

Tocando Puerto Samario

Sentimientos encontrados fue lo experimentado por ‘Xamie’ a su llegada el 16 de noviembre de 2019, al Puerto de Santa Marta a bordo del Norwegian Bliss, uno de los cruceros más grande del mundo y que por primera vez tocaba agua samaria.

Foto: Miguel Riascos

Durante su visita, ‘Xamie’, como buena embajadora de Santa Marta, montó a sus amigos cruceristas en una chiva rumbera para vivir una experiencia naturalmente mágica, donde los turistas tuvieron a la mano la historia de la Ciudad de Bastidas, los paisajes y la gastronomía, características destacadas por esta aventurera de la música, que señala con cierto sinsabor,  de acuerdo con la experiencia vivida en otros destinos, como México, la falta de educación turística para consolidar un proyecto de ciudad nacional e internacional. 

Y como ‘Xamie’, ‘siempre tiene hambre de más’, hoy se prepara para embarcarse en una nueva aventura, en esta oportunidad se presentará en las audiciones para integrar el elenco musical de Disney, abordo de un crucero por Europa y así seguir conquistando océanos.  

Compártelo...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *