UNIMAGDALENA impuso Batas Blancas a estudiantes del Programa de Medicina

Essmar y Veolia invierten $800 millones en la Estación de Bombeo de Agua Potable de Gaira
23 mayo, 2018
Rosa Cotes destina recursos para culminar vía Algarrobo – Loma del Bálsamo
23 mayo, 2018

UNIMAGDALENA impuso Batas Blancas a estudiantes del Programa de Medicina

El grupo de 33 futuros médicos conforma la cohorte número 23 del programa académico de Medicina de la Alma Máter y parten a su año de internado rotatorio en hospitales y clínicas de diferentes ciudades de Colombia.

La Universidad del Magdalena impuso Batas Blancas a 33 estudiantes del Programa de Medicina, adscrito a la Facultad de Ciencias de Salud de la Alma Máter, reafirmando mediante este acto el compromiso laboral y humanístico, en las diferentes esferas de la sociedad, promoviendo la buena práctica médica con la comunidad.

El evento tuvo lugar en el Auditorio Julio Otero Muñoz y estuvo presidido por la enfermera magíster Ángela Romero Cárdenas, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud, la doctora Karín Rondón Payares, directora del Programa de Medicina y el médico especialista Jairo Martínez Garrido, docente de esta Casa de Estudios Superiores.

Los integrantes de esta cohorte, la número 23 del Programa, en compañía de sus seres queridos, recibieron de manos de los directivos y docentes las Batas Blancas, que representan el respeto y la vocación de servicio que debe primar durante la atención a sus futuros pacientes y que suma un nuevo peldaño en su cada vez más cerca título de médicos.

Los futuros galenos realizarán su internado rotatorio en entidades prestadoras de servicios de salud como: Hospital Universitario de Santander– Bucaramanga, Hospital Universitario del Caribe- Cartagena, Hospital Universitario Fernando Troconis – Santa Marta, Hospital Rosario Pumarejo de López – Valledupar, E.S.E Hospital Niño Jesús de Barranquilla y el Hospital Universitario de Sincelejo.

Uno de los estudiantes que recibió imposición de bata fue Lolys Graciela Sabalza Meyer quien realizará su internado en ese Hospital Niño Jesús con sede en Barranquilla, ella manifestó su orgullo por pertenecer a esta Institución de Educación de alta calidad.

“Todo se lo debemos a Dios, es un sueño que inició desde que estaba cursando el bachillerato y gracias al esfuerzo y al apoyo de mi familia también, ahora es una realidad, gracias a nuestros profesores por sus enseñanzas, porque sé que nos dieron lo mejor de ellos”, señaló la futura médica.

A su turno, Betsy Escalante Salazar, madre del joven Carlos Rivera Escalante, expresó su sentir frente a este acto solemne.

“Me embarga una inmensa felicidad, siento este mi segundo hijo en graduarse de médico de esta Institución, mi hija estudió aquí y yo adoro la Universidad del Magdalena por la calidad con la que sus docentes cuentan y forman a los estudiantes” puntualizó.

Estos jóvenes asumirán los nuevos retos que le impone el mundo laboral, por ello fueron formados bajo estrictos estándares de calidad académica, científica y humana, conscientes  de la responsabilidad con la que deben manejarse como profesionales en las diferentes esferas de la sociedad, en las cuales identificarán necesidades y tendrán que formular estrategias para satisfacerlas, con la ventaja del sello que llevan de su formación en el área de Salud Familiar, siendo capaces de tratar integralmente a un paciente, a su familia y su entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *