CORPAMAG socializa con la comunidad medidas de prevención frente al caimán aguja

Los XVIII Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017 avanzan satisfactoriamente
27 septiembre, 2017
Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado dio vía libre a RAP Caribe
27 septiembre, 2017

CORPAMAG socializa con la comunidad medidas de prevención frente al caimán aguja

La Corporación Autónoma Regional del Magdalena, CORPAMAG, adelanta la socialización de acciones preventivas a la comunidad de la vereda Buritaca y sus alrededores, frente a la presencia del caimán aguja en ese territorio ecoturístico y agrícola del Distrito de Santa Marta.

En el marco de esta labor, y teniendo en cuenta los últimos reportes sobre avistamientos y captura de la especie silvestre Crocodylus actus, conocido comúnmente en esta zona como caimán aguja o cocodrilo, la Corporación lleva a cabo una campaña consistente en dar a conocer a la comunidad la importancia de esta especie para el ecosistema y la manera de convivir con ella, siempre y cuando se tomen las medidas de precaución teniendo en cuenta su potencial peligrosidad.

Entre las funciones que cumple el caimán aguja en el ecosistema está su participación en la cadena trófica, pues como predadores superiores ayudan a controlar el crecimiento poblacional de otras especies de menor tamaño que muchas veces son las que dañan los cultivos, como los zorrochuchos, zorros, entre otros y que a falta de un depredador pueden convertirse en potenciales plagas; ayudan a que exista una mayor diversidad de peces en el área y remueve del ecosistema organismos que presentan alguna patología y cuya muerte puede contaminar cuerpos de agua; nutren el suelo y aportan a la restauración de suelos adyacentes a los ríos o madre viejas donde habitan; son indicadores del buen estado del ecosistema debido a que son sensibles a los cambios ambientales y su presencia en los ríos indica que el agua es de buena calidad, mantienen el flujo hídrico y la oxigenación del agua; su presencia en la desembocadura de los ríos ayuda a que los cuerpos de agua se mantengan libres de la sedimentación por la acción de sus extremidades en movimiento ayudando a prevenir procesos erosivos y en zonas con vocación turística les otorga un valor agregado si se maneja adecuadamente su presencia, pues para muchas personas en el mundo resulta muy atractivo poder apreciar las especies silvestres como un plan ecoturístico.

No obstante, hay que tener en cuenta que el caimán aguja es un animal silvestre potencialmente peligroso con el que se puede lograr una sana convivencia, siempre y cuando se tomen las medidas de precaución indicada por las autoridades.

Para evitar accidentes es necesario conocer que el caimán aguja es una especie territorial, en cuyo periodo reproductivo, durante la postura y crecimiento de sus crías, entre enero y juniose recomienda tener aún más cuidado. Durante este período se debe evitar contacto con los individuos adultos, mantener una distancia prudente del animal para observarlo y fotografiarlo, caminar con precaución por las playas cercanas a las desembocaduras de los ríos y madre viejas, evitar usar linternas en las noches pues los ojos de los caimanes se pueden observar a lo lejos, no nadar en las madre viejas y playas donde se encuentran señales que indiquen presencia de caimanes, respetar su espacio, no atacarlos con palos o piedras, no arrojar objetos que llamen su atención, no alimentarlos, no tocarlos, no colocar a niños ni adultos cerca de cocodrilos para fotografiarlos y no tratar de extraerlos de su hábitat ni intentar tocar sus crías.

En el desarrollo de estas actividades de sensibilización frente al especie, Corpamag le solicitó al gremio hotelero que acate las recomendaciones con el fin de que sean albergadas en los planes de contingencia y que le den a conocer a clientes y empleados normas de convivencia para evitar ataques o situaciones que pongan en peligro la integridad humana y el bienestar animal.

La Corporación insiste en que sí es posible convivir de manera responsable con las especies silvestres y advierte que, en el caso de caimán aguja no es viable reubicarlos, porque está comprobado que cuando se saca un caimán el problema se soluciona por unos días, hasta que otro individuo llega y coloniza el nicho desocupado.

Por lo tanto, es importante recalcar que capturar o sacrificar estos animales en categoría de amenaza vulnerable, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza acarrea sanciones, según el Código Penal, la ley 1333 de 2009 y la Constitución Política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *